El Jaguar XK 180 fue presentado en el Salón del Automóvil de París de 1999. Sobre la base del XKR, el jefe de diseño de Jaguar por aquellos entonces, Keith Helfet, padre entre otros del XJ 220, realizó un prototipo que resumiera la historia y el espíritu de los automóviles más deportivos de la marca del felino. Los primeros bocetos se basaban en el D-Type de los cincuenta. Una vez definido el diseño se construyó con chapa de aluminio moldeada a mano.

Vista Trasera

Si ya de por sí la base del XKR era extraordinaria, las modificaciones, como la reducción de peso y distancias entre ejes, lo hacían más manejable y dinámico. En las suspensiones se montaron rótulas uniball, a la vez que se montaron amortiguadores de competición Bilstein. También se recurrió a unos neumáticos más anchos que los del XKR de serie, montados sobre llantas BBS de 20″. El motor de 3996 cc. y ocho cilindro en V, procedente del XK8, pero potenciado gracias a un compresor Roots M112 (procedente del XKR pero retocado para aumentar el soplo) y un doble intercoler (de mayores dimensiones que el montado en el XKR), el resultado, una bestia de 450 Cv. capaz de alcanzar los 298 Km/h y acelerar de 0 a 100 en algo menos de 5 segundos. La caja de cambios es la misma que la que podíamos encontrar en el XKR, aunque en este XK 180 podemos encontrar cambio de levas, algo que en 1999 era toda una novedad. Su diseño deportivo y con cierto aire retro, ha hecho que años después, corra el rumor de el posible lanzamiento de este biplaza para 2011, a pesar de que se presentó oficialmente como un banco de pruebas sin posibilidades de salir a la venta. Ya en 2002 se utilizó su base para el prototipo F-Type. El coste de construir este prototipo fue de un millón de libras, se construyeron dos, uno con volante a la izquierda y otro con volante a la derecha.