Con el Ferrari RainbowBertone regresa después de casi 15 años a Ferrari, diseñando con mayor libertad. Siguiendo las líneas del Dino 308 GT4, es decir, estilísticamente, el matrimonio de la sencillez y clasicismo, el Rainbow se plantea como un laboratorio para un estilo poco convencional, pero que poco a poco se iba asentando en la marca del cavalino rampante. No hay intención productiva para este modelo, así Bertone puede realizar el diseño libremente.
El punto de partida es el 308 GT4, junto con un generoso motor de 250 CV. El Rainbow mide 10 cm menos que el 308 GT4, resultando un automóvil compacto y agresivo. El prototipo fue presentado en el Salón de Turín de 1976. Una de las innovaciones fue su techo rígido retráctil que se esconde tras los asientos, aunque no era la primera vez que se realizaba un coche con esta función, no era muy común verlo en 1976. Una solución que pretendía la conversión del Rainbow de de Spider a Coupe, y viceversa, ambas carrocerías muy de moda en los años setenta.

Imagenes del Rainbow

Otros Automóviles Ferrari: