El Ferrari 400 Superamerica fue el sustituto del 410 Superamerica. Diseñado por Pininfarina su bella cola asombro a todos los que lo presenciaron en el Salón del Automóvil de Bruselas. Usaba un chasis algo más corto que el 250 GT. Su motor de 4 litros V12 fue diseñado por Colombo, en su época era uno de los automóviles más potentes con 340 Cv. Era un poco más ligero que el V12 del 410, lo que se notó en sus prestaciones, mejorando la aceleración en algunas décimas. Con su triple carburador Weber alcanzaba una potencia suficiente para llegar a la nada despreciable cifra de 260 Km/h, lo que condicionaba el uso de un chasis rígido.

La suspensión era por espoletas y muelles helicoidales delante y de eje rígido detrás. Su transmisión de cuatro velocidades tenía una marcha superdirecta y sus frenos eran de disco en las cuatro ruedas.

Se fabricaron menos de 50 unidades (concretamente 48, 10 más que del 410). La carrocería podía elegirse en versión coupé o cabriolé. A partir de 1962 se alargó la distancia entre ejes. A pesar de ser un automóvil veloz y exclusivo era excesivamente caro, y su principal mercado Estados Unidos, no lo vio atractivo, ya que la diferencia de precio con el Ferrari 250 GT era muy alta.

Perfíl de un 400 Superamerica


400 Superamerica Spider