El Ferrari 250 GT SWB fue la antesala del mítico 250 GTO. Presentado en el Salón del automóvil de París en 1959 fue el primer Ferrari en tener frenos de disco y su motor V12 estaba totalmente rehecho, las bujías recolocadas , los muelles y las válvulas de admisión ayudaron a que su potencia ascendiera a 280 Cv., el Ferrari más potente fabricado hasta la fecha si obviamos el exclusivo Ferrari 410 Superamerica (340 Cv.). Su rendimiento mostraba su vocación competitiva, acelerando de 0 a 100 Km/h en sólo 6 segundos, y alcanzando los 245 Km/h de velocidad punta. La distancia entre ejes se acortó a 240 cm, mejorando su manejo con respecto a los predecesores de la serie 250.

Imágenes de un Ferrari 250 GT SWB


Las primeras 21 unidades fueron destinadas a la competición, la carrocería era de aleación en lugar de acero, lo que hizo que su peso bajara en 91 Kilos. Logró el cuarto, quinto, sexto y séptimo puesto en las 24 Horas de Le Mans de 1960, sin embargo a pesar de haber obtenido un rendimiento superior al esperado estaba lejos del 250 TR que llegó a completar diez vueltas más. Se trataba de un coche muy compensado, con unas prestaciones brutales, una inmejorable maniobrabilidad y unos potentes frenos.

La versión de Calle conocida como Lusso apareció en 1962, con una carrocería de acero, pero con el capó, la puerta del maletero y las puertas de aleación. Se trata de uno de los Ferrari más elegantes jamás construidos, sus suaves líneas y su frontal alargado diseñado por Pininfarina cautivaron a los más acaudalados de la época entre ellos el actor Steve Mcqueen. El Lusso montaba un motor de 250 Cv. derivado directamente del 250 GT.

Ferrari 250 Lusso

Otra versión muy exclusiva a la que debemos hacer referencia es el 250 Spyder California SWB, con carrocería Scaglietti y motor de 280 CV., al igual que en la Berlinetta, derivado del motor Colombo.

250 Spyder California SWB

Un total de 250 unidades entre SWB de competición, Lusso y Spyder California SWB fueron construidos. El más caro fue un Ferrari 250 SWB California Spider de 1961 de color negro, que se vendió por 7 millones de Euros, tasas incluidas en Mayo de 2008. El SWB de competición ronda los 2 millones de Euros. El Lusso, es el más asequible, a pesar de que el Lusso de Steve Mcqueen superó los 2 millones de Euros, un Lusso, menos glamuroso puede alcanzar los 800.000 €.