Tras su llegada en 1955 desde Argentina a Europa en 1955, en 1962 Alejandro De Tomaso se decidió a realizar su primer automóvil de calle. Su primer vehículo fue el Vallelunga un pequeño deportivo presentado en el Salón del Automóvil de Turín de 1964 y que se caracterizaba por su motor procedente del Ford Corsair/Cortina y carrocería de poliester reforzada con fibra de vidrio.

El De Tomaso Vallelunga fue en sus comienzos un biplaza descapotable con un chasis de vigas de acero prensado, un subarmazón tubular y un sistema de suspensión independiente con muelles helicoidales y espoletas. Su motor central de 4 cilindros estaba modificado para producir 100 Cv. Estaba situado delante del eje trasero y ofrecía unas prestaciones realmente buenas alcanzando los 180 Km/h. Se puede considerar como uno de los primeros automóviles en usar tracción central. El peso que soportaba el eje trasero, lo hacia difícil de conducir. La situación del motor, hizo que la batalla del Vallelunga fuese inusualmente alargada. Se recomendaba conducirlo con copiloto, puesto que ayudaba a una mejor distribución de pesos. El museo de arte moderno de Nueva York lo distinguió con un premio al progreso tecnológico.

Su motor de 1,5 litros proveníadel Lotus Cortina

Se pretendía que muchos fabricantes comprasen su diseño y lo pusiesen en fabricación, lo que no ocurrió. Así, en 1965, Giorgietto Giugiaro, que trabajaba en Grua, recibió la propuesta de vestir el biplaza con una atractiva carrocería cupé. Así nació el Vallelunga, un coche con aspecto verdaderamente bonito, pero duro de conducir y con un chasis con poca rigidez cerca del eje motriz, de problemas difíciles de solucionar, por lo que fue rápidamente sustituido por un pura sangre como era el Mangusta, capaz de alcanzar los 250 Km/h. La caja de cambios de 4 velocidades provenía de Volkswagen y no era demasiado precisa.

La carrocería fue diseñada por Carrozzeria Fissore of Savigliano, y realizada por Ghia. El interior era austero, aunque De Tomaso no renuncio al cuero y la madera, tan de moda en los deportivos italianos de la época. Las llantas Campagnolo de 13 pulgadas reforzaba su imagen deportiva. Estéticamente compartía algunos elementos con otros modelos como sus faros traseros procedentes del Fiat 850. Su nombre, Vallelunga, provenía de una carrera italiana, aunque no se mostró como tal, De Tomaso pensaba hacer del Vallelunga un automóvil de competición. Sólo se fabricaron 53, si se da prisa, en Sydney Bohams subasta un ejemplar en Diciembre, su precio estimado es de 150.000 dólares australianos, unos 80000 euros.

Galería de Imágenes del De Tomaso Vallelunga

Motor 4 cilindros en Línea, 1498 cc.
Posición Central
Válvulas OHV 2 Válvulas por cilindro
Desplazamiento 1498 CC.
Compresión N/d
Potencia 100 Cv. @ 6500 Rpm.
Par 128 Nm @ 3600 Rpm.
Peso/Potencia 189 Cv./ 1000 Kg
Dimensiones (Largo x Ancho x Alto) 3,90m x 1,55m x 1,20m
Batalla 2,31 m
Peso 775 Kg.
Deposito de Combustible 60 litros
Ruedas Delanteras 145-13 Dunlop SP
Ruedas Trasera 175-13 Dunlop SP
Frenos Delanteros Ventilados
Frenos Traseros Ventilados
Transmisión 4/5 Velocidades Manual
Velocidad Máxima 176 Km/h
Aceleración 0-100 Km/h 10 seg
Consumo (90 Km/h) N/d
Producción Total 53
Tasación (en buenas condiciones) 80.000 €