Dos fueron los modelos que dio como respuesta Chevrolet a la Crisis del petróleo de los setentas, el XP 882 y el XP 895. En un momento marcado por la búsqueda de la eficiencia energetica un motor rotativo y un chasis de aluminio podía ser la solución y así se hizo el XP 895 y el XP 882. Sin embargo Chevrolet no debía tener mucha confianza en el proyecto de los ingenieros Charles M. Jordan y William L. Mitchell, puesto que mando destruirlos poco después de producirlos. El 882 hoy desaparecido, fue realizado en 1971 y montaba un motor de cuatro rotores con un chasis de acero, mientras que el 895 de 1973 logró sobrevivir al desguace y montaba un V8 454, sin embargo su chasis era de aluminio. El motor de cuatro rotores que estuvo a punto de entrar en producción, aunque finalmente se desecho la idea.

XP 882

XP 895