La segunda generación del Chevrolet Corvette fue presentada en 1963, bajo el psudonimo de Stingray (Manta). Varios prototipos fueron presentados en diversos salones, el primero en 1959, prototipo que fue conducido por Elvis Presley en la película “Clam Bake”. Este prototipo, era futurista, como venía estilandose en la GM en los últimos años, siendo diseñado por Bill Mitchell, quien puso dinero de su propio bolsillo para realizar el prototipo. La fabricación fue dirigida por el ingeniero jefe de Chevrolet Zora Duntov.

Corvette Stingray Prototipo

Se lanzarón dos versiones, una convertible, continuando con el primer Corvette, y una coupé, con un diseño algo extravagante para la época, pero muy elegante, el techo duro era opcional para el convertible. Los primeros Corvette Stingray montaron un motor de 5,4 litros con ochocilindros en V. La potencias de este motor oscilaban entre los 250 y 360 Cv. El motor del Corvette era alegre, como buen coche americano de los sesenta, en el primaba la aceleración antes que la velocidad punta, alcanzando los 100 Km/h en sólo 5,8 segundos, una aceleración magnífica comparado con la primera versión del Corvette que tardaba 11 segundos en realizar este registro. La cilindrada del Stingray se aumentó hasta los 7 litros desarrollando motores que alcanzaban los 500 Cv. La transmisión podía elegirse, entre tres cajas manuales y dos automáticas.

Interior


A pesar de que era una máquina fácil y divertida de conducir, el chasis se componía de un marco macizo en forma de cajón con travesaños y soportaba una carrocería ligera, pero poco resistente a la torsión, de fibra de vidrio prensada en caliente. El peso del Corvette era de unos 1400 Kgs. El tren de rodaje era muy avanzado tecnológicamente, con suspensión independiente a las cuatro ruedas, dobles triángulos de longitud desigual, elementos muelles-amortiguadores entro otros avances. La frenada del Corvette Stingray estaba confiada al principio a tambores, pero desde 1965 fue el único coche americano con frenos de disco y pistones de cuatro zapatas. El Stingray era una joya mecánica, el equilibrio optimo entre potencia, maniobrabilidad y diseño, uno de los mejores automóviles realizados por Chevrolet.

Chevrolet Stingray Convertible y Coupé de 1964

El éxito del Corvette Stingray es incuestionable, en cinco años (1963-1965) se vendieron más de 125.000 unidades. Muchas son las versiones del Stingray codiciadas por los coleccionistas, entre ellas la versión “Split-Window“, caracterizada por su ventana trasera dividida, pocas son las unidades que se fabricarón de este Stingray, ya que en 1964, su producción se detuvo por falta de seguridad. No debemos obviar la versión Z06, destinada a los circuitos y que montaba un motor 5360 cc., esta quizás sea la versión más codiciada de todas.

Stingray “Split-Window

Chevrolet Corvette Stingray ZO6