El Chevrolet Chevelle fue un diseño totalmente nuevo de Chevrolet ideado en 1964 para ser el nivel intermedio entre el compacto Chevy II y los grandes coches de la marca. Se ofrecieron once modelos de esta serie con dos carrocerías básicas llamadas Chevelle 300 y Malibú además del convertible. La supersport SS fue la entrada de Chevrolet en la categoría de los deportivos de tamaño medio, destinado a batallar contra el Pontiac GTO. Su propia línea de motores y de equipamiento empezaba en un motor de 5.359 cc V8 que luego pasó a ser un poderoso motor de 6.489 cc también V8.

Primer diseño, este en concreto es de 1967

En 1968 vio su primer cambio de diseño y su nueva carrocería familiar; su frontal era muy agresivo, el capó más grande y el maletero más corto, mientras que la carrocería de dos puertas adquiría una imagen más aerodinámica. El último Chevelle SS obtuvo, en 1970, el motor más potente de todos los deportivos en toda la historia, el LS6 454. El último año de este modelo fue en 1973, antes de que se rediseñara toda la serie y se modificaran todos los motores. El nuevo Colonnade de techo duro tenía ya un nuevo diseño exterior e interior y los pilares del techo más pesados. A pesar de ser indudablemente más seguros, los modelos de cutro puerta tenían un aspecto torpe y desgarbado. El Chevelle se había convertido en un gran autómovil, todo un éxito de ventas.

Chevelle SS

Chevelle Sedán