Cuando BMW quiso que su supercoche M1 corriese en las carreras se dirigió a Motorsport para que desarrollase los coches de carretera para satisfacer la necesidad de homologación en las regulaciones sobre competición. A pesar de los problemas que tuvo el M1 la división lo aprobó y así la marca supo a quien acudir cuando decidiese fabricar sedans deportivos.

El M535i fue el primer coches de carretera que hizo BMW Motorsport después del M1. No tenía un diseño espectacular ni las modificaciones de los M que le siguieron, pero fue más rápido de lo que parecía. Dentro de las carrocerías estándar de la serie 5 iba un motor poderoso de 6 cilindros que posteriormente usaría el M635Csi, una caja de cambios de relaciones cortas, unos frenos mejorados y unos frenos Bilstein. El exterior era difícil diferenciarlo de los serie 5 originales, lo único que se podía ver era un frontal ligeramente más bajo y unas ruedas de aleación más anchas, el alerón era opcional. En el interior del habitáculo había asientos Recaro y un volante como el del M1.

M535Csi

Más Automóviles BMW:

Motor L6 3.453 cc.
Potencia 162 Kw (218 Cv.)
De 0-100 Km/h 7,1 seg.
Velocidad Máxima 224 Km/h
Producción Total 1.650
Transmisión 5 Velocidades, Manual
Tasación Actual (Buenas Condiciones) 12.000€