El BMW 3.0 CSL de 1971 fue el último derivado del CSi Coupé, fabricado para el campeonato Europeo de Turismos. El capó, la tapa del maletero y el exterior de las puertas eran de aleación para reducir peso, mientras que en el interior se encajaban los asientos profundos y el volante deportivo. La suspensión independiente era la misma que para el CSi, con puntales Macpherson delanteros y un engranaje trasero con barras antivuelco. El motor con seis cilindros en línea usaba una sola leva en la culata y una inyección Bosch para conseguir 200 Cv.; aunque otras versiones posteriores con doble leva y 24 válvulas alcanzaban los 370 Cv. Destaca por su aerodinámica, con un gran spoiler trasero que ofrece mayor agarre. La rejilla delantera limitaba la circulación del aire bajo el coche, a la vez que unas pequeñas aletas de goma guiaban el aire por encima del capó. Unas llantas de aleación anchas de 178 mm y 356 mm y neumáticos 195 le proporcionaban un gran agarre.

La mayoría de los CSL de calle estan hoy dedicados a la competición de coches clasicos.

El papel del Alpina fue primordial para el éxito del CSL en la competición. Alpina ya preparó un 2800 CS con mucho éxito para el ETCC (Camponato Europeo de Turismos). Al 2800 CS le sacó más de 300 Cv. de potencia, aunque la fortuna no le acompañó demasiado, ya que su aerodinámica y su peso no eran tan competitivos. Motorsport se metío de lleno en el proyecto y tan como hemos expuesto con anterioridad, mejoró los puntos débiles, por ejemplo utilizando el alumínio en la carrocería. El BMW 3.0 CSL dominó el ETCC entre 1976 y 1979.

Motor 6 Cilindros 3.003 cc.
Potencia 149 Kw (200 Cv.)
De 0-100 Km/h 7,6 seg.
Velocidad Máxima 212 Km/h
Producción Total N/d
Transmisión 4 Velocidades, Manual
Tasación Actual (Buenas Condiciones) 50.000€

Quien ha leído esta entrada, también le ha interesado: