El Alfa Romeo TZ “Canguro” fue uno de los prototipos más bellos de los años sesenta. El diseño de Giorgetto Giugiaro para Bertone, se caracteriza por sus líneas curvas, diseñadas adrede para realizar sobre él numerosas pruebas aerodinámicas. Fue presentado en el Salón del Automóvil de París de 1964. Tras una ronda por salones internacionales, fue llevado al circuito de Monza para ser comparado con el Chevrolet Testudo, en la prueba sufrió un accidente, al colocarse en pararelo con el Chevrolet en la curva parabólica, desde entonces se le perdió la pista. El motor se vendió, era un motor de 4 cilindros con doble carburador Weber y 112 Cv., afotunadamente pudo recuperarse para la restauración. Su carrocería estaba realizada en aluminio, su peso era de tan sólo 650 Kilos. EL chasis era tubular, aunque en la restauración no se pudo recuperar totalmente.

El TZ “Canguro” fue regalado a una periodista alemán interesado en los clásicos en 1971, sin embargo no llegó a restaurarlo. Al cabo de los años apareció en Inglaterra, en 1990 el coleccionista japonés Shiro Kosaka lo adquirió. La restauración finalizó en 2005.

Canguro original y Canguro restaurado

El Giulia TZ es lo más parecido al Canguro de Serie, fue lanzado antes que el Canguro, en 1963. El Alfa 33 vendría poco después.