El Alfa 33 Stradale se pudo ver por primera vez en 1967. Dos años antes se había diseñado para la competición el Alfa Romeo 33/2, que este mismo años quedaría primero en su clase en las 24 horas de Daytona. El Tipo 33 fue un coche muy exitoso en el circuito, así que Alfa, aprovechando el tirón decidió lanzar el 33 Stradale. La versión de Carretera era 10 cm. más larga que 33/2, su carrocería estaba diseñada por Scaglione, ex diseñador de Bertone.
La carrocería se construyó con una aleación ligera especial en los talleres de Scaglione en Turín. Sus formas recordaban un poco al clásico Ferrari Oino del diseñador Pininfarina. El motor V8 con doble árbol de levas en cabeza usado en los coches de carreras y diseñado por Carlo Chiti se modificó para los coches de carretera, pero aun así mantenía mucho empuje. Estaba equipado con una caja de cambios de seis velocidades y era capaz de alcanzar los 259 km/h, lo que le hacía ser uno de los coches más rápidos del momento, también el más caro, lo que probablemente hizo que llevara 2 años en vender sólo 18 unidades. Sin embargo se trataba de un coche muy competitivo, ya que sólo tardaba 5,5 segundos en alcanzar los 100 Km/h, girando a cerca de 10.000 Rpm. lo que nos indica, aun siendo un automóvil de calle su caracter deportivo.
Motor
Alfa Romeo 33 Stradale Prototipo
 

Alfa Romeo 33 Stradale Prototipo vista lateral

Algunos de los 18 coches que se fabricaron tenían la carrocería fabricada por diversos carroceros Bertone creó una carrocería baja y en forma de cuña llamada CaraboGiugiaro la 33 Iguana que se parecía a una Alfetta GTV cortada y Pininfarina hizo las dos versiones descapotables, el P33 Roadster y la versión en forma de cuña 33/2 de 1971.

Alfa Romeo 33 Stradale Carabo

La gloria del Alfa 33 acabaría con el 33 SC 12 de 1976, esta barchetta, ganaría una vez más el campeonato mundial de turismos, ganando todas las carreras del campeonato. Siendo el primer Alfa Romeo en montar un V12 Turbo.
Alfa Romeo 33 SC 12