“Evolución y no revolución” es el lema escogido por muchas empresas para resumir su filosofía, y en el caso de Bristol se lo merece. En su aparición del 603 a mediados de los años 70 hizo creer que era un coche totalmente nuevo gracias a su diseño controvertido, pero debajo de su carrocería había un chasis casi idéntico al de los años 40 con una suspensión y un motor Chrysler V8 de los años 60.

Como siempre los paneles de la carrocería eran de aleación y mantenía la tradición de poner la batería t la rueda de recambio bajo las entradas de los pasos de rueda delanteros. No había una opinión unánime sobre el diseño: a unos les gustaba y aotros lo odiaban, algo aún hoy en día continua.

Se ofrecieron dos versiones de este modelo, la primera con un motor de este modelo, la primera con un motor de 5,2 l llamada 603 E y otra de 5.9 l de nombre 603 S. Por increíble que parezca la E del primero se refería a Economy ?Qué económico podía ser un gran sedán con el poderoso motor V8 y un precio de 20000 Libras de aquellos tiempos? Es algo más que cuestionable. El modelo E duró sólo un año, hasta la llegada del 603 S2 que tenía aire acondicionado de serie.

Vista Frontal

Motor V8 Ford 5.900 cc.
Potencia N/d
De 0-100 Km/h 8,6 seg.
Velocidad Máxima 213 Km/h
Producción Total N/d
Transmisión 5 Velocidades, Manual
Tasación Actual (Buenas Condiciones) 18.000€